Traducción

Ventajas y desventajas de contratar a un traductor freelance para tus traducciones empresariales

Si necesitas traducir contenidos empresariales al español, pero no sabes si elegir un traductor autónomo o una agencia de traducciones, en esta publicación te explico algunas ventajas y desventajas de trabajar con un traductor freelance que espero te ayuden a tomar la decisión.

Ventajas y desventajas de contratar a un traductor freelance para tus traducciones empresariales

Foto de Scott Graham en Unsplash

Contacto directo y rápida comunicación

Cuando se contrata a un autónomo, los asuntos se gestionan con la misma persona que trabaja con los textos. Esto tiene la ventaja de que la comunicación es directa y se puede formular y responder rápidamente cualquier pregunta o comentario que pueda aparecer antes, durante o después del proceso de traducción.

Por el contrario, cuando se contrata a una agencia, cualquier duda se gestiona con un gestor de proyectos (PM, por sus siglas en inglés) que actúa como intermediario entre el cliente y el traductor. Esto ralentiza la comunicación y, algunas veces, incluso causa malentendidos. Además, puesto que los PM gestionan normalmente varios proyectos a la vez, en ocasiones toman las decisiones ellos mismos en vez de preguntar. Sin embargo, solo algunos PM son o han sido traductores, por lo que esto puede ahorrar tiempo, pero también puede afectar a la calidad final.

Compromiso e implicación personal

Si confías la traducción de todos tus contenidos a un traductor autónomo, puedes construir una relación de confianza. Esta colaboración a largo plazo asegura la mejor calidad, puesto que se crea un compromiso personal con tu negocio.

El traductor freelance conocerá tu empresa, productos, necesidades, preferencias y valores empresariales con mayor profundidad que el empleado o subcontratado de una agencia. Por lo tanto, el trabajo se ejecutará con mayor implicación y dedicación para tu beneficio. Puedes tener una relación estrecha con un PM, pero tus contenidos los va a traducir otra persona: normalmente, diferentes traductores con diferentes perfiles y culturas, a los que normalmente ni conoces.

Estilo homogéneo en todos los contenidos

Crear una identidad de marca es relevante para el posicionamiento y la diferenciación de tu empresa e incluye unos valores, tono y estilo determinados en tus textos. Cuando trabajes con un traductor autónomo, su estilo y preferencias personales (expresiones, estructuras de las frases, tono, etc.) encontrarán un equilibrio natural con tus requisitos y se mantendrá en toda la documentación.

Si trabajas con una agencia, las traducciones que solicites se asignarán probablemente a diferentes profesionales (a veces, incluso con diferentes variedades lingüísticas). Esto hace que sea prácticamente imposible mantener un estilo homogéneo, incluso aunque elabores una guía de estilo.

Terminología específica y precisa

El trabajar con un profesional independiente para todos tus contenidos también asegura que se utilice la terminología adecuada sin la necesidad de elaborar glosarios o listas terminológicas por tu parte. Un traductor freelance los elaborará y aplicará tu terminología específica en toda tu documentación empresarial.

Algunas agencias de traducción ni siquiera filtran a los traductores por su especialidad cuando asignan los proyectos. Esto es especialmente importante, por ejemplo, para manuales técnicos o informes financieros, donde la traducción incorrecta de un término relevante puede modificar el significado y tener graves consecuencias.

Coherencia entre contenidos

Los puntos mencionados también permiten que se mantenga la coherencia en los contenidos cuando se contrata a un traductor autónomo, puesto que solo una persona trabaja con tus textos. Esta coherencia inspira confianza en tu audiencia.

Incluso aunque la calidad que obtienes contratando a una agencia puede ser suficiente para tus necesidades (también trabajo para agencias y proporciono traducciones de calidad), tus textos no serán coherentes entre sí cuando encargues diferentes traducciones porque seguramente serán asignadas a diferentes profesionales. Esto es así porque las incoherencias se originan cuando las preferencias personales de diferentes traductores se combinan en el mismo proyecto y afectan a la calidad del texto (por ejemplo, algunos traductores preferirán «asimismo» y otros «así mismo», o unos «periodo» y otros «período», etc.).

Las preferencias personales de diferentes traductores que trabajen en el mismo proyecto pueden generar incoherencias que afectan a la calidad del texto. Clic para tuitear

Pasión y especialización en determinados campos

Los profesionales independientes dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a la formación y a la mejora de los procesos. El trabajo es muchas veces nuestra pasión y por eso nos merece la pena el reto que supone embarcarnos en un proyecto empresarial propio. La especialización es clave para ofrecer los mejores resultados y lograr un negocio próspero, así que solo trabajamos en campos específicos. De este modo, se establecen colaboraciones fiables, eficientes y flexibles.

Las agencias seleccionan a los traductores en una dura competición por el precio, donde los plazos suelen ser ajustados y la calidad no siempre es un factor relevante. Debido a esto, en ocasiones, los traductores tienen poca experiencia o no están especializados.

Maximización del presupuesto asignado

Cuando contratas a una agencia de traducciones, el presupuesto incluye costes adicionales que puedes evitar trabajando con un autónomo. Además del margen de agencia, los costes de mantener la infraestructura de una agencia (empleados, oficinas, etc.) son enormes en comparación con los bajos gastos fijos de un traductor autónomo que trabaje desde casa.

Asimismo, si contratas directamente a un traductor freelance, maximizarás tu presupuesto y recibirás servicios especializados de máxima calidad de un profesional seleccionado que encaje con tu empresa y tus necesidades. La transparencia y la confidencialidad se mantienen con mayor facilidad, puesto que no hay intermediarios entre el traductor y tú. Ten en cuenta que algunas agencias incluso subcontratan a otras agencias, por lo que la documentación puede pasar por muchas manos.

Algunas desventajas

Por supuesto, trabajar con un traductor autónomo también tiene algunas desventajas.

Grandes volúmenes

Cuando necesitas traducir grandes volúmenes de contenido en un corto periodo de tiempo, una agencia de traducciones lo repartirá entre varios traductores para hacerlo posible. Si trabajas con un autónomo, tendrás que tener en cuenta el volumen que puede asumir (es diferente entre distintos profesionales), comprobar su disponibilidad y programar la creación de contenido para tener la traducción a tiempo.

Muchos idiomas

Si la documentación se tiene que traducir a muchos idiomas, una agencia puede seleccionar traductores de las combinaciones necesarias. No obstante, muchos traductores freelance te podemos recomendar a compañeros de confianza en otras combinaciones para que puedas tener un equipo de traductores autónomos que traduzcan los contenidos a los idiomas que necesites.

Varios servicios

Algunas veces se necesitan varios servicios lingüísticos y la mayoría de las agencias tienen una cartera de servicios más amplia que los autónomos. Por otro lado, muchos profesionales ofrecemos servicios más allá de la traducción, como corrección, localización o transcreación. Puedes preguntar por los servicios que necesites porque la flexibilidad y el multitalento son cualidades comunes entre los autónomos y los buenos profesionales solo nos comprometemos a ofrecerte un servicio determinado con la seguridad de poder proporcionar una buena calidad.

Controles de calidad

Los controles de calidad siempre deben formar parte del proceso de traducción. En el caso de las agencias, muchas cuentan con procesos en los que profesionales diferentes al traductor realizan las tareas de revisión y control final de calidad (QA, por sus siglas en inglés). Esto tiene algunas ventajas, pero también tiene el inconveniente de que, si el revisor tiene poca experiencia o no está especializado en ese campo, se pueden introducir errores. Los traductores profesionales siempre revisamos el texto antes de su entrega y algunos implementamos asimismo procesos de QA.

Aspectos a tener en cuenta para decidir si un traductor freelance es la mejor opción para tus traducciones empresariales

La elección puede no ser fácil, pues depende de tus necesidades particulares. Al menos, está claro que ambas opciones son mejores que trabajar con aficionados o confiar en herramientas de traducción automática, ¿verdad?

¿Cómo ha sido tu experiencia trabajando con profesionales autónomos o agencias para tus traducciones? Te leo en los comentarios.


Si después de considerar todos estos factores, te gustaría trabajar con una traductora autónoma para traducir contenidos empresariales de inglés o alemán a español en los campos de la tecnología, el marketing, la economía o el medioambiente, contacta conmigo. Me encantará ayudarte y los textos serán claros, naturales y adaptados a la audiencia española.

Comparte esta publicación

Traductora técnica y correctora especializada en marketing, economía y medioambiente. Me encanta contribuir a la expansión internacional de proyectos empresariales con traducciones precisas y textos claros y naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *